miércoles, 17 de noviembre de 2010

LEY ANTI-RACISMO


Es cierto que toda forma de racismo y discriminación debe ser sancionada por ley, ya que todo ser humano merece ser respetado y aceptado tal cual es, sin embargo se cree que la ley antirracismo debe ser reconsiderada, ya que algunos de sus artículos coartan  el derecho a la libertad de expresión y a la libertad de prensa.

El artículo 16, de dicha ley, señala que: “El medio de comunicación que autorizare y publicare ideas racistas y discriminatorias será pasible de sanciones económicas y de suspensión de licencia de funcionamiento, sujeto a reglamentación”.

Tal artículo, criminaliza la labor de los periodistas hasta el punto que podría llegar a suspenderlos de sus funciones; he ahí la ley mordaza, la cual pretende hacer “pisar el palito” a los medios de comunicación mediante la declaración racista de una persona ajena al medio y que a consecuencia el medio televisivo pagará “los platos rotos”.

¿Y qué pasa con las entrevistas que se hacen al vivo? Pues, gracias a tal artículo, se eliminará todo tipo de entrevistas al vivo o unidades móviles, ya que con la simple declaración del entrevistado que podría hablar despectivamente de alguien, pues el medio tendrá que pagar las consecuencias.

De este modo es que se priorizará lo que son los programas al diferido, ya que que estos al ser diferidos estarán mejor elaborados y los periodistas dejarán conducir o dirigir las respuestas de los entrevistados.

Por último, vale la pena recalcar un punto positivo de dicha ley, y es que gracias a la misma se tendrá mejores periodistas, mejores programas televisivos con un correcto y adecuado empleo de las palabras, de la semántica, etc.     
                                                                  López Pinto Ivaní Elizabeth

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada